lacosteinside-renelacoste-starter-component-starter

René Lacoste, un hombre polifacético

Campeón de tenis internacional, creador de un nuevo estilo de vida e inventor tan ingenioso como inspirador. Descubre todas las caras de René Lacoste.

Un campeón decidido

Cómo René Lacoste persiguió su sueño y forjó su carrera.

lacostebrasil-instagram-story-1-component-story

Una mente de acero

René Lacoste no estaba predestinado a una carrera deportiva. A los 18 años, tomó la decisión de dedicarse por completo a su pasión, el tenis. Entrenaba sin descanso para mejorar su fuerza, precisión y concentración, para que su técnica fuese "lo más perfecta posible". Jamás perdió, hacía de cada derrota una victoria para mejorar. Un método que le resultó efectivo: ganó siete torneos individuales y jugó en el equipo francés que ganó la Copa Davis en 1927 y 1928.

lacostebrasil-instagram-story-2-component-story

Una técnica imparable

Para dominar su juego, René Lacoste articula una determinación inquebrantable alrededor de una táctica inmejorable: estudiar el juego de sus oponentes para agotarlos y poder vencerlos. "Golpea la pelota, retrocede y perfecciona el golpe con el brazo doblado y tenso". Todo un perfeccionista, anotó detalladamente todos sus movimientos por escrito y escribió el libro "Tennis" en 1928. Una verdadera Biblia para la victoria.

lacostebrasil-instagram-story-3-component-story

Una mente de acero

René Lacoste no estaba predestinado a una carrera deportiva. A los 18 años, tomó la decisión de dedicarse por completo a su pasión, el tenis. Entrenaba sin descanso para mejorar su fuerza, precisión y concentración, para que su técnica fuese "lo más perfecta posible". Jamás perdió, hacía de cada derrota una victoria para mejorar. Un método que le resultó efectivo: ganó siete torneos individuales y jugó en el equipo francés que ganó la Copa Davis en 1927 y 1928.

lacostebrasil-instagram-story-4-component-story

Una técnica imparable

Para dominar su juego, René Lacoste articula una determinación inquebrantable alrededor de una táctica inmejorable: estudiar el juego de sus oponentes para agotarlos y poder vencerlos. "Golpea la pelota, retrocede y perfecciona el golpe con el brazo doblado y tenso". Todo un perfeccionista, anotó detalladamente todos sus movimientos por escrito y escribió el libro "Tennis" en 1928. Una verdadera Biblia para la victoria.